Desde hace ya doce años el centro Noray Terapia Floral dedica una parte de su trabajo a favorecer el desarrollo personal, emocional y de consciencia de quien se interesa por este aspecto de la evolución humana. Pero siempre surge la misma dificultad: ¿cómo explicarle a alguien ajeno a estos temas, qué es el desarrollo emocional?

  Las personas que quieren cuidarse físicamente adquieren y practican hábitos que les mantienen sanas y en forma: adecuada alimentación, descanso, actividad física, etc. Quienes quieren cultivar su mente realizan actividades dirigidas a entrenar y mantener ágil su cerebro: estudiar un idioma, leer, realizar crucigramas, sudokus u otros entretenimientos para la mente, etc.

- Pero… ¿qué se puede hacer para mantener en forma la emocionalidad?, ¿existe un gimnasio para las emociones?, ¿se pueden entrenar las emociones?

- ¡Claro que sí!, a través del desarrollo personal, emocional y la evolución de la consciencia.

- ¿Y eso dónde se practica?, ¿se puede hacer en casa?

- Por supuesto que se puede hacer en casa, igual que la actividad física o los juegos mentales, pero también hay espacios dedicados profesionalmente a la educación emocional, el desarrollo personal y la evolución de la consciencia.

- Pero eso es muy moderno ¿no?, antes no existía.

- Claro que existía, de otra manera. Los filósofos/as, los pensadores/as, los ancianos/as y los sabios/as siempre han estado ahí para ofrecer su sabiduría a quien quisiera recibirla.

- ¿Y ahora eso se hace en centros dedicados a ello?, ¿cómo gimnasios para las emociones?

- Sí.

- Cuéntame más de eso.

- Te cuento…

Esta actividad tiene muchos nombres: crecimiento emocional, desarrollo emocional, evolución personal, desarrollo de la consciencia… Todas estas expresiones se refieren al trabajo que cada cual puede hacer con sus emociones, sentimientos y creencias para profundizar, descubrirse y cambiar aquellos aspectos menos nutritivos y más desequilibrados, Además, ello influye también en la evolución del nivel de consciencia, es decir, que mejora la capacidad de relacionarse consigo mismo, con los demás, con el entorno y con la vida. De esta manera se consigue vivir la vida de modo más armonioso, equilibrado, amoroso y, como a mí me gusta decir, operativo.

 ¿Qué beneficios o ventajas se obtienen? –se podría preguntar el lector/a-. Pues aquellos similares y paralelos a los de mantener un cuerpo y una mente sanos: mejor actitud, más serenidad, más disfrute, más autonomía vital, mayor sensación de plenitud, satisfacción interior, mayor asertividad y resiliencia, mejor gestión de la vida en relación, y un largo etc. Si aunamos salud física, equilibrio mental y serenidad emocional, entonces será “El acabose”, como solía decir mi sabia abuela Angelita. Y esto está al alcance de quien quiera invertir una parte de su tiempo, energía y dinero en ello, igual que si se acude a la piscina, a un club de tenis o se compra una bicicleta para dar un paseo diario. Ahora, hay que querer…

 El trabajo interior se basa en un proceso de introspección, de descubrimiento de los recursos internos que todas las personas poseen y el aprendizaje y aplicación de otros recursos que son adquiridos a través del trabajo en grupo y el estudio. Hay cursos intensivos, cursos largos, cortos, de fin de semana, quincenales…, la variedad es mucha y siempre se encuentra aquél que por tiempo, horarios y precio está al alcance de quien esté interesado. En Noray Terapia Floral se ofrecen desde charlas gratuitas de una o dos horas de duración hasta formaciones de un curso completo, pasando por talleres de fin de semana. No suele ser el tiempo o el dinero lo que impide que una persona acceda a este tipo de conocimiento, son otros factores como el desconocimiento, la timidez, la desconfianza o el miedo. Libros, vídeos, documentales, apuntes, conferencias, todo está al alcance en internet, ahora bien, en nuestra opinión, lo mejor es la formación presencial y experiencial.

  A lo largo de estos talleres y cursos las personas van aprendiendo a mirar hacia adentro, hacia su emocionalidad y su mentalidad, descubriendo los aspectos inconscientes de su personalidad, comprendiendo qué programas emocionales y mentales les limitan y aprendiendo a desarrollar nuevos programas potenciadores. El trabajo en grupo, la interacción, el encontrarse entre personas con el mismo interés por crecer interiormente, resultan altamente estimulantes y permite darse cuenta de que los demás también tienen miedos que afrontar y problemas que solucionar y que, la gran mayoría, van saliendo adelante. Esto ayuda a comprender que los obstáculos son salvables, sólo hay que encontrar la manera de superarlos.

  Desde el año 2007 más de dos mil personas se han beneficiado de los servicios que brindamos con honestidad, coherencia y profesionalidad: consultas, cursos, talleres, charlas, orientación emocional, etc. Todo esto y mucho más se experimenta en el centro Noray, un espacio dedicado al desarrollo emocional y de la consciencia. El Equipo Noray es un grupo de personas comprometidas, responsables, inquietas y estudiosas y su fundador y director, José Antonio Sande Martínez, se dedica a la investigación, docencia y difusión a través de sus cursos y libros para seguir haciendo de Noray un lugar a la vez competente, respetuoso y consciente.