“Lo que no es Miedo es Amor, lo que no es Amor es Miedo.”

José A. Sande Martínez

Terapeutas florales y emocionales

Decálogo para terapeutas.

Nuestra ética.

Fruto de nuestra vocación y experiencia, hemos redactado un código ético en el que sostenemos nuestro compromiso de trabajo.

En NORAY TERAPIA FLORAL creemos en el trabajo bien hecho y tratamos de ser consecuentes con el siguiente decálogo, una declaración de intenciones y una guía para caminar hacia una Terapia Floral con Consciencia. Deseamos profundamente que sea compartido y aplicado por la gran mayoría de profesionales.


Proceso

Comprender y aceptar la actividad de terapeuta floral como un proceso integral de evolución personal, mental, emocional y espiritual.


Ética

Ejercer la práctica terapéutica de manera ética, honesta, sincera, humilde, comprensiva, compasiva, tolerante y amorosa.


Coherencia

Practicar la coherencia interior en el desarrollo de la propia vida y transmitirla como una cualidad a desarrollar en las usuarias/os.


Honestidad

No aceptar en la consulta a aquellas personas con las que no se está en situación de trabajar, sea por cuestiones profesionales, personales, emocionales, energéticas, éticas, de capacitación, etc. Derivar a otros/as profesionales.


Dignidad

Ofrecer un servicio profesional, digno y respetuoso con la filosofía trascendente de la Terapia Floral y el poder sanador de las esencias florales. La Terapia Floral no sólo es una técnica sanadora llena de belleza en sí misma, también ha de reflejarse en la atención a las personas, en ambientes agradables, acogedores y limpios, en el uso de frascos, bolsas, botellas y fichas de trabajo cuidadas y bien presentadas.



Difusión

Favorecer la difusión de la Terapia Floral como una Terapia Natural orientada tanto al trabajo sobre la salud como para el desarrollo de la consciencia y la espiritualidad.


Profesionalidad

Conducirse de manera profesional. Para que el trabajo con la Terapia Floral sea considerado como una profesión las personas que ofrecen esta terapia han de ser verdaderas/os profesionales en todos los sentidos de la palabra.


Creatividad

La creación y difusión de material de propia elaboración debe estar fundamentado en el estudio y en procesos internos de desarrollo de la consciencia, ampliando así la visión de la Terapia Floral desde el rigor y el Amor.


Valor

Darle a la Terapia Floral y al trabajo realizado por el/la profesional el valor que se merecen. Todo trabajo ha de ser retribuido en su justo valor, tal y como lo considere y sienta en consciencia la persona que ofrece el servicio, teniendo en cuenta su experiencia, formación, esfuerzo, evolución personal, gastos, etc.



Desarrollo personal

Utilizar las esencias florales en los propios procesos de evolución, acompañando a otras técnicas y vías de desarrollo y probando en primera persona sus efectos y beneficios. Todo/a terapeuta debe tener su propio terapeuta.